martes 28 de junio del 2022 | Aguascalientes, México

Mundo
OFENSIVA EN UCRANIA: ¿GENOCIDIO?
25 de Abril, 2022

#Ucrania

(El Universal)  Los supuestos delitos de lesa humanidad cometidos por el ejército ruso en Bucha, Mariupol y otras ciudades de Ucrania, no solo han marcado un punto de inflexión en la guerra; también han provocado que algunos líderes mundiales, entre ellos el mandatario de EU Joe Biden, califiquen de genocida al presidente Vladimir Putin y reclamen su detención y comparecencia ante los tribunales internacionales cuando las circunstancias lo permitan.
 
La gravedad de la denuncia y las extraordinarias consecuencias judiciales que podría implicar la acusación, han desatado una fuerte polémica.
 
Por un lado, los que consideran que existen evidencias y argumentos de sobra para defender ante la Corte Penal Internacional (CPI) que el régimen de Putin está cometiendo un genocidio; por el otro, están los que sostienen que las pruebas son insuficientes, porque las distorsiones generadas por la propaganda de guerra impiden establecer con claridad hasta dónde llega la responsabilidad de cada uno de los contendientes en las acciones bélicas más reprobables, incluidas las atrocidades que se le imputan a Moscú.


 
“En estos momentos creo que es precipitado acusar a Putin de genocida. Habrá que ver cómo evoluciona la investigación y, sobre todo, determinar si Putin ha tenido la intención de eliminar o exterminar al pueblo ucraniano, lo que implicaría un delito de genocidio, además de los crímenes de guerra, que yo creo que es indudable que se han cometido y se siguen cometiendo”, señala a EL UNIVERSAL Manuel Ollé, profesor de Derecho Penal Internacional de la Universidad Complutense de Madrid.
 
El abogado y acreditado experto en Justicia Universal considera que, partiendo de la base de que cualquier crimen internacional es susceptible de ser juzgado, inicialmente todo indica que Rusia ha cometido un crimen de agresión, como es la invasión a la soberanía de un país, a su independencia territorial y política, además de crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra; faltaría por determinar si ha existido crimen de genocidio.
 
Los crímenes de guerra se cometen en el marco de un conflicto bélico que a pesar de todo tiene sus reglas, como es la de respetar a la población civil. Cuando se atenta contra objetivos civiles, se asesina, se tortura, se mutila o se viola sexualmente, se producen crímenes de guerra, porque se está vulnerando el derecho internacional humanitario. También cuando se utiliza armamento prohibido. En el caso del genocidio, todas estas atrocidades se hacen con una finalidad específica, que es la de exterminar a un pueblo, a un grupo nacional como sería el ucraniano. 
 
Sin embargo, y más allá de cuáles sean los cargos que prosperen finalmente contra Putin, procesar al presidente o a las altas autoridades de un país constituye un acontecimiento excepcional, por lo que el mandatario ruso podría evadir el cerco judicial y evitar su comparecencia ante la CPI, como antes hicieron otros mandatarios implicados en la presunta violación de los derechos humanos. 
 
“La CPI, que sería el escenario ideal para enjuiciar a Putin y a todas las personas físicas responsables de los hechos, no tiene jurisdicción para crímenes de agresión. Solo la tendría para los crímenes de guerra, lesa humanidad y genocidio. Pero hay un problema, ya que la CPI no dispone de policía propia. Entonces ¿quién pondría a disposición de esta Corte a los responsables rusos? Lógicamente, y también desgraciadamente, Rusia no va a entregar ni a Putin ni a ninguno de sus ciudadanos a un tribunal internacional. Tampoco lo harán los países amigos de Rusia, en el caso de que alguno de los implicados se encontrara en su territorio. En estos momentos, que se llegue a un juicio en la práctica es muy, pero que muy difícil”, agrega Ollé.
 
Otra dificultad añadida es que, si bien la CPI reconoce la absoluta igualdad de todos los sujetos victimarios activos, ya sean reyes, jefes de Estado o de Gobierno, en muchas jurisdicciones nacionales está vigente todavía la inmunidad de algunos próceres, lo que podría favorecer a Putin y a personalidades de su entorno a la hora de su enjuiciamiento.
 
Además, existe un grupo de países que no aceptan la injerencia judicial y rechazan la jurisprudencia de la CPI en sus asuntos internos, entre ellos Rusia, lo que supondría un obstáculo añadido ante un hipotético enjuiciamiento de Putin por actos de genocidio.
 
A pesar de que Ucrania y Rusia no forman parte del Estatuto de Roma (1998), en el que se basa la CPI que tiene su sede en La Haya (Países Bajos), existen vías para activar este tribunal internacional a fin de que pueda enjuiciar a los responsables de los abusos de guerra, ya que más de 40 Estados adherentes han levantado la denuncia correspondiente tras la invasión rusa. Además, Ucrania sometió voluntariamente su jurisdicción a la CPI. Pero, una vez resuelto el procedimiento técnico, las preguntas sin responder siguen siendo las mismas: ¿quién se encargará de llevar físicamente ante la justicia a los presuntos criminales si no abandonan el territorio ruso? Y en el supuesto de que lo hagan ¿se arriesgarán a viajar a un país hostil en el que puedan ser detenidos?


Las acusaciones de genocidio contra Putin lanzadas abiertamente por el presidente Biden, no han sido secundadas por la mayoría de los países occidentales, que consideran que estigmatizar al mandatario ruso de manera concluyente es una decisión precipitada y podría enturbiar las negociaciones para una salida del conflicto, además de poner en peligro el suministro energético que Rusia proporciona a Europa. Entre los aliados de EU que se resisten a condenar taxativamente al presidente ruso y que prefieren no cerrar todas las puertas ante una eventual negociación, se encuentran Francia y Alemania.
 
“Hacen bien estos países en ser prudentes. En el lenguaje coloquial, sobre todo por las lamentables experiencias históricas como el exterminio de los judíos por los nazis, los crímenes internacionales suelen ser tachados inmediatamente de genocidios. Pero en el caso de Ucrania no se está utilizando debidamente. No en balde, todos los expertos se expresan con la debida cautela, diciendo que es temprano para pronunciarse sobre la existencia de un genocidio, aunque supongo que por la connotación social e histórica de la palaba genocidio, desde el punto de vista político también se quiere utilizar, más allá de su significado técnico-jurídico”, indica el especialista en Justicia Universal.
 
“La calificación de genocida es un plus añadido, obedece más a un criterio cuantitativo que cualitativo, porque desde el momento en que te están acusando de cometer crímenes de guerra, ya te están invalidando. De lo que no cabe duda es de que Putin se está convirtiendo en un enemigo de la humanidad”, subraya Ollé.
 
A pesar de todas las dificultades para enjuiciar en los tribunales internacionales a los presuntos responsables de crímenes de guerra y de lesa humanidad, el académico de la UCM considera que el caso ucraniano está dando una nueva dimensión a la Justicia Universal.
 
“Ya no se trata tanto de enjuiciar en los tribunales nacionales hechos que se han cometido en otros lugares, sino de cooperar internacionalmente acumulando pruebas y testimonios. Dentro de un proceso legal con todas las garantías, un país podría remitir las evidencias recabadas a la CPI para que juzgue a los presuntos responsables de crímenes; o enviarlas a terceros Estados para que hagan lo propio”, concluye el abogado.
 
Los primeros dirigentes que pronunciaron la palabra genocidio para reprobar las acciones del ejército ruso fueron los propios ucranianos, a través de su presidente Volodímir Zelenski y el alcalde de Kiev, Vitali Klitchsko. Posteriormente, el Parlamento de ese país calificaría de genocidio las operaciones militares llevadas a cabo en su territorio por el Ejército ruso, en una resolución respaldada por la mayoría de la cámara legislativa.
 
“Las acciones cometidas por las fuerzas armadas de Rusia son más que una agresión bélica, ya que persiguen el objetivo de destruir de forma sistemática el pueblo ucraniano y su identidad, así como de desposeerle del derecho a la autodeterminación y al desarrollo independiente”, señaló el Parlamento ucraniano. No obstante, los expertos consideran que llevará tiempo demostrar si realmente está habiendo crímenes de guerra o delitos de lesa humanidad por parte de Rusia.

 

Nota original:

EL UNIVERSAL

 

Comparte esta nota

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
VAN 27 MEXICANOS IDENTIFICADOS ENTRE MIGRANTES MUERTOS EN TEXAS; HAY 3 HOSPITALIZADOS
AL MENOS 49 MUERTOS TRAS INCENDIO EN CÁRCEL DE COLOMBIA
HALLAN CAMIÓN CON 42 MIGRANTES MUERTOS EN SAN ANTONIO, TEXAS
EU PRESENTARÁ CONTROVERSIAS CONTRA MÉXICO POR MODIFICAR CONTRATOS CON CFE
DENUNCIA
PÚBLICA
ENVÍA TU REPORTE
AL 449 205 8453
SÍGUENOS EN NUESTRAS
REDES SOCIALES

Termápolis - Noticias que impactan