viernes 20 de septiembre del 2019 | Aguascalientes, México

Opinión
OPINIÓN: UN MUNDO HISPÁNICO UNIDO NOS HARÁ MÁS FUERTES EN CONTRA DE LA DISCRIMINACIÓN
28 de Marzo, 2019

Uno de los estudios de genética más completos del mundo estima que el mexicano promedio tiene aproximadamente un 50% de ADN español y un 30% de ADN indígena. El restante 20% se conforma por una mezcla de ADN africano, árabe, berebere y judío sefardita.

Ese 50% de ADN español, en su mayoría, proviene de los conquistadores que llegaron a estas tierras en el siglo XVI. El otro 30% de ADN indígena proviene de aquellos aliados a los españoles (tlaxcaltecas, por ejemplo), así como de indígenas conquistados (aztecas).

Estudios de genealogía legal han encontrado en mexicanos de distintas regiones como Aguascalientes, Nuevo León y Michoacán, ascendencias directas a conquistadores importantes como Hernán Cortés y Pedro de Alvarado.

¿Cómo puede el presidente de México pedir una disculpa a los descendientes de aquellos españoles que se quedaron en el viejo continente? ¡Fueron los antepasados de los actuales mexicanos quienes realizaron la conquista!

¿Por qué Australia no reclama a Gran Bretaña por el maltrato de los colonizadores a sus naciones aborígenes? Pues porque, al igual que los mexicanos, los australianos provienen de esos colonizadores. De hecho, lo que sí ocurrió, fue una disculpa del gobierno de Australia a sus indígenas, a causa de las vejaciones cometidas hacia ellos en el pasado reciente, de ahí que se instituyera el Día Nacional del Perdón para conmemorar este acto de reivindicación.

¿Qué sigue? ¿El gobierno federal exigirá al estado de Tlaxcala que se disculpe por la ayuda ofrecida por los tlaxcaltecas a Hernán Cortés? Y para ese caso, ¿el estado de Tlaxcala exigirá a los náhuatls (descendientes de los aztecas) una disculpa grupal por las famosas guerras floridas en las cuales cada año miles de tlaxcaltecas eran capturados por los aztecas con el fin de sacrificarlos al dios Huitzilopochtli? En México, el mestizaje entre conquistadores y conquistados fue tan alto, que buscar culpables parece ilógico.

¿No debería de ser motivo de orgullo haber pertenecido a España, que entre el siglo XVI y XVII fue el imperio más grande del planeta? ¿No es momento de reconocer que somos parte de ese protagonismo histórico?

México, que era la Nueva España, es el Estado sucesor de España, no de Tenochtitlán, y somos los mexicanos los responsables de pedir perdón a las naciones indígenas, no sólo por las acciones cometidas en el pasado, sino también por aquellas que hemos perpetuado desde que nos consideramos una nación independiente.

Somos resultado de la mezcla de diferentes culturas, pero es innegable que la cultura española se convirtió en la base de la mexicana. Amar a México es amar en buena medida a España.

Con la famosa carta enviada al rey de España, López Obrador no sólo ofendió a los españoles, sino también a los mexicanos. Nos llamó derrotados, conquistados, víctimas, ¡y no lo somos!

Si bien es cierto que los indígenas mexicanos merecen retribuciones, no debe ser a través de actos simbólicos de diplomacia internacional, sino de un mayor respeto a sus tierras por parte de nuestro gobierno y de mayores incentivos para activar sus economías.

Por ejemplo, esta semana 24 organizaciones de la sociedad civil de Oaxaca denunciaron que la consulta popular del gobierno federal sobre el ?Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec? atenta en contra de la autonomía y libre determinación de los pueblos y comunidades indígenas. También están los grupos indígenas que han manifestado su preocupación por la construcción del Tren Maya, más aún cuando diferentes grupos ambientalistas aseguran que causará un fuerte daño ecológico.

Voltear al pasado y reclamar a otros no parece servir de algo, pero de existir una necedad de hacer un reclamo histórico a algún país, este debe ser a Estados Unidos y no España.

Estados Unidos provocó una guerra injustificada que terminó con la pérdida del 55% del territorio mexicano hace apenas 170 años. Los mexicanos que vivían en esos territorios tenían prohibida la entrada a establecimientos anglosajones; los segregaban en guettos; los más afortunados eran deportados en masa y sin juicio; los más desafortunados, podían encontrarse sorpresivamente en medio de un linchamiento grupal contra mexicanos (existen al menos 547 casos documentados de esto).

En 1936, los norteamericanos anglosajones traicionaron y ?repatriaron? a 2 millones de mexicanos (60% de ellos eran ciudadanos americanos) que habían ayudado a Estados Unidos en la 1ra Guerra Mundial. Muchos de ellos murieron en la travesía a México y los que sobrevivieron tuvieron que rehacer de la nada su vida. A esta etapa los historiadores le llaman la ?Década de la Traición?.

¿No es a los descendientes de ellos a quienes les debería de otorgar una disculpa e indemnización el gobierno estadounidense? Todavía en 1940 se les prohibía allá a los mexicanos la entrada a restaurantes, cines y escuelas anglosajonas.

Lo peor es que estas atrocidades no son parte del pasado. Trump acusó a mexicanos migrantes de violadores y asesinos, nos quiere separar con un muro, constantemente envía su ejército a la frontera y separa a niños hispanos de sus padres. Sus políticas han provocado una nueva oleada de racismo en contra de hispanoamericanos.

Es urgente que nuestro gobierno asuma con seriedad la defensa de mexicanos radicados en Estados Unidos e igualmente urgente que fortalezca más los vínculos de amistad con nuestros hermanos españoles. Un mundo hispánico más unido es lo que nos hará más fuertes en contra de las políticas discriminatorias de Donald Trump.

Para Centuria Noticias: Christian Rodrigo Alvarez Galindo

c.alvarez@centuria.mx

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
PEMEX TIENE OTROS DATOS: NO HA BAJADO EL HUACHICOL
CASTELLA: ?HÁGASE UN FAVOR: NO COLABORE CONTRA ESTE CRIMEN CULTURAL QUE PRETENDE EXTERMINAR AL DIFERENTE"
NO SEAMOS EXCLAVOS DE LAS RELACIONES INTERESADAS
SEPTIEMBRE, MES PATRIO
DENUNCIA
PÚBLICA
ENVÍA TU REPORTE
AL 449 205 8453
SÍGUENOS EN NUESTRAS
REDES SOCIALES

Termápolis - Noticias que impactan