domingo 25 de agosto del 2019 | Aguascalientes, México

Opinión
¿COMO TENER UNA SAGRADA FAMILIA?
30 de Diciembre, 2018

Muy buenos días mi querida familia. 


Hoy celebramos la fiesta de la sagrada familia y podríamos preguntarnos: ¿Cómo sería una familia inspirada en Jesús?


La familia, según él, tiene su origen en el misterio del Creador que atrae a la mujer y al varón a ser «una sola carne», compartiendo su vida en una entrega mutua, animada por un amor libre y gratuito. Esto es lo primero y decisivo. Esta experiencia amorosa de los padres puede engendrar una familia sana.


Siguiendo la llamada profunda de su amor, los padres se convierten en fuente de vida nueva. Es su tarea más apasionante. La que puede dar una hondura y un horizonte nuevo a su amor. La que puede consolidar para siempre su obra creadora en el mundo.


Los hijos son un regalo y una responsabilidad. Un reto difícil y una satisfacción incomparable. La actuación de Jesús, defendiendo siempre a los pequeños y abrazando y bendiciendo a los niños, sugiere la actitud básica: cuidar la vida frágil de quienes comienzan la andadura por este mundo. Nadie les podrá ofrecer nada mejor.


Una familia cristiana trata de vivir una experiencia original en medio de la sociedad actual, indiferente y agnóstica, consumista y enajenada en las redes sociales, individualista y preocupada más por el hacer y el tener que el SER: construir su hogar desde Jesús. «Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos». Es Jesús quien alienta, sostiene y orienta la vida sana de la familia cristiana.


Así, el hogar se convierte entonces en un espacio privilegiado para vivir las experiencias más básicas de la fe cristiana: la confianza en un Dios Bueno, amigo del ser humano; la atracción por el estilo de vida de Jesús; el descubrimiento del proyecto de Dios, de construir un mundo más digno, justo y amable para todos. La lectura del Evangelio en familia es una experiencia decisiva.


En un hogar donde se le vive a Jesús con fe sencilla, pero con pasión grande, crece una familia acogedora, sensible al sufrimiento de los más necesitados, donde se aprende a compartir y a comprometerse por un mundo más humano. Una familia que no se encierra solo en sus intereses, sino que vive abierta a la familia humana.


Que la sagrada familia de Nazaret, escuela de la vida, nos bendiga en este fin de año y nos acompañen en el nuevo año, luchando por mantener unidas nuestras familias. 


Feliz fin de año 2018 y feliz año 2019.


Buona domenica dell Signore. Dio con noi.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
LOS QUE PRACTICAN LA INJUSTICIA NO OBTIENEN LA SALVACIÓN
SIN FUEGO EN EL CORAZÓN NO ES POSIBLE SEGUIR A JESÚS
? COMPARTIENDO UN LIBRO CON MARÍA ALVARADO | ENTREVISTA A JAIME NOVA ?
LA INSENSATEZ DE LA AVARICIA
DENUNCIA
PÚBLICA
ENVÍA TU REPORTE
AL 449 205 8453
SÍGUENOS EN NUESTRAS
REDES SOCIALES

Termápolis - Noticias que impactan