viernes 20 de septiembre del 2019 | Aguascalientes, México

Opinión
JESÚS PASÓ 40 DÍAS EN EL DESIERTO CON TENTACIONES Y SE GUIÓ POR EL ESPÍRITU
18 de Febrero, 2018
La homilía del padre Gandhi

Muy buenos días mi querida familia. 


Con el rito de la imposición de ceniza hemos iniciado la cuaresma que consta de 5 domingo y la llamada semana mayor o Santa.


Como cada año el primer domingo de cuaresma escuchamos el pasaje de las tentaciones de Jesús en el desierto. 


San Marcos 1, 12-16, nos dice que el Espíritu lo impulsó hacia el desierto.  Se quedó allí cuarenta días, dejándose tentar por Satanás; vivía entre animales salvajes y los ángeles le servían. Estas breves líneas son un resumen de las tentaciones o pruebas básicas vividas por Jesús hasta su ejecución en la cruz.


Jesús no ha conocido una vida fácil ni tranquila. Ha vivido impulsado por el Espíritu, pero ha sentido en su propia carne las fuerzas del mal. Su entrega apasionada al proyecto de Dios le ha llevado a vivir una existencia desgarrada por conflictos y tensiones. De él hemos de aprender sus seguidores a vivir en tiempos de prueba.


«Se quedó en el desierto cuarenta días». El desierto será el escenario por el que transcurrirá la vida de Jesús. Este lugar inhóspito y nada acogedor es símbolo de pruebas y dificultades. El mejor lugar para aprender a vivir de lo esencial, pero también el más peligroso para quien queda abandonado a sus propias fuerzas.


«Tentado por Satanás». Satanás significa «el adversario, la fuerza hostil a Dios y a quienes trabajan por su reinado. En la tentación se descubre qué hay en nosotros de verdad o de mentira, de luz o de tinieblas, de fidelidad a Dios o de complicidad con la injusticia.

A lo largo de su vida, Jesús se mantendrá vigilante para descubrir a «Satanás» en las circunstancias más inesperadas. Los tiempos de prueba los hemos de vivir, como él, atentos a lo que nos puede desviar de Dios. De ahí que el objetivo del relato es muy distinto en Mt y Lc, y en Mc. Este último no pretende ponernos en guardia sobre las clases de tentaciones que podemos experimentar. En Mc no hay tres tentaciones, porque plantea toda su vida como una constante lucha contra el mal. En el evangelio de Mc, no vuelve a aparecer Satanás. Su lugar lo van a ocupar instituciones y personas de carne y hueso, que a través de toda la obra intentarán apartar a Jesús de su misión liberadora. La tentación está siempre a nuestro alrededor.


Vivamos este tiempo de gracia cuaresmal con los ojos fijos en Jesús. Es el Espíritu de Dios el que nos empuja hacia el desierto de nuestra vida, dejemos guiar e iluminar por él. Y luchemos contra las tentaciones de este mundo que nos alejan de Dios y nos deshumanizan. 


Buona domenica dell Signore. Dio con Noi.

Padre Gandhi

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
PEMEX TIENE OTROS DATOS: NO HA BAJADO EL HUACHICOL
CASTELLA: ?HÁGASE UN FAVOR: NO COLABORE CONTRA ESTE CRIMEN CULTURAL QUE PRETENDE EXTERMINAR AL DIFERENTE"
NO SEAMOS EXCLAVOS DE LAS RELACIONES INTERESADAS
SEPTIEMBRE, MES PATRIO
DENUNCIA
PÚBLICA
ENVÍA TU REPORTE
AL 449 205 8453
SÍGUENOS EN NUESTRAS
REDES SOCIALES

Termápolis - Noticias que impactan